Todo lo que debes saber sobre el clítoris

Es innegable que cuanto más conocemos una cosa mejor sabemos utilizarla y eso es exactamente lo que pasa con el clítoris, uno de los órganos más complejos del cuerpo humano. Aunque no lo sepas el clítoris está conectado directamente con el cerebro.

Y es que prácticamente todos los hombres, e incluso alguna mujer, no llega a saber diferenciar el clítoris de la vagina, pensando o utilizando para todo el mismo término. Pero cuando hablamos del clítoris nos referimos a la parte externa (aunque haya una parte que no podamos ver) y está integrado en la vulva, junto al monte de venus, los labios, la uretra y la vagina.

curiosidades sobre el clitoris

¿Cómo está formado el clítoris?

Al decir la parte externa no podemos imaginar que solo está formado por lo que vemos, pero no es así. Por dentro del cuerpo puede llegar a medir hasta ocho centímetros de largo, es decir, solo llegamos a ver un cuarto del clítoris ya que el resto está por dentro del cuerpo formado por el tejido eréctil, las glándulas, los bulbos vesticulares y los pilares.

¿Para que sirve el clítoris?

La palabra clítoris es una de esas palabras que se dice igual en muchos idiomas y que procede del griego “kleitoris” que curiosamente significa llave. Nos hace automáticamente pensar que se trata de esa llave al placer más carnal porque si existe un órgano en el cuerpo humano dedicado al placer, ese es el clítoris.

Hay más formas de llegar al orgasmo, pero se hacen a partir de órganos que a parte de esa tienen otra función, pero el clítoris no. Única y exclusivamente está diseñado para satisfacer deseos y es que por algo tiene entre 8.000 y 10.000 terminaciones nerviosas.

Además, como dato curioso podemos decir que el clítoris también tiene “erecciones” ya que cuando este es estimulado se agranda y se pone erecto y que al igual que el pene se debe a una acumulación de sangre en la zona.

Trasformaciones del clítoris

El clítoris crece con el cuerpo de la mujer al igual que lo hacen otros órganos, este crecimiento además se ve incrementado durante la menopausia y sobre todo tras haber sido madres ya que las que ya tienen hijos tienen un clítoris más grande que las que no lo han sido.

Pero como dirían en el caso de los hombres el tamaño no importa porque los hay más grandes, más pequeños, más a la vista, más sensibles, menos sensibles…pero lo importante es que siempre, sea la edad que sea, va a mantener su sensibilidad porque aunque la mujer tenga 90 años continuará teniendo sus 8.000 terminaciones nerviosas como cuando tenía 20.

Ejercicios para el clítoris

El clítoris se puede ejercitar, por ejemplo cuando se camina se aumenta la congestión genital un 168% lo que ayuda a conseguir el orgasmo más rápidamente, además este efecto dura unas cuantas horas.

About Berlino